¿Cómo se están adaptando las empresas periodísticas al nuevo medio? ¿Deben seguir como en la web o deben adaptar su lenguaje a la pequeña pantalla? Y puede que lo más importante: ¿cómo se puede seguir haciendo negocio en el móvil?

Para responder a estas preguntas, el American Press Institute reunió durante un día a más de 40 especialistas y responsables de producto móvil en medios como el Washington Post, The New York Times, Huffington Post, BuzzFeed o el Wall Street Journal para que compartieran ideas y destilaran toda su experiencia y conocimientos. El resultado son nueve conceptos clave que pueden resumirse en esta frase:

Los dispositivos móviles requieren que los medios cambien su forma de trabajar, su forma de presentar los contenidos, cómo venden la publicidad y cómo fidelizan a sus usuarios

  1. Los equipos editorial, de tecnología y comercial deberían trabajar juntos
  2. El equipo técnico no puede desarrollar la plataforma móvil del medio sin contar con la opinión de la redacción, de la misma manera que el equipo comercial necesita conocer las características del nuevo medio para obtener rendimiento económico de los contenidos generados. Los redactores, por su parte, deben tener muy presente el móvil cuando elaboran los contenidos, saber qué funciona y qué no. Un ejemplo: el CMS en BuzzFeed muestra al redactor en todo momento qué aspecto tendrá lo que está escribiendo en un móvil.

  3. Las noticias han de adoptar otra forma en el móvil
  4. ¿Cuál es el átomo de la información, su mínima expresión? Hasta ahora lo era el artículo, pero en el móvil ya se están ensayando otras unidades informativas más reducidas (un párrafo, una imagen, una frase…) que pueden consumirse de forma aislada o enlazadas entre ellas, permitiendo al usuario acceder a la información con la profundidad que desee. Circa, por ejemplo, despieza las noticias en pequeñas unidades “más digeribles”, que después pueden reutilizarse por el medio con otros fines.

  5. El móvil y las redes sociales van de la mano
  6. A estas alturas, ignorar el papel que juegan las redes sociales como agente de propagación de noticias es el camino más directo al fracaso. Más aún en el móvil, donde las aplicaciones de social media son las más utilizadas.

    Social-media-apps-are-the-most-popular-CHART

  7. Las aplicaciones móviles y los sitios web móviles no son para la misma audiencia
  8. Relacionado con el punto anterior, los usuarios de dispositivos móviles acaban muchas veces aterrizando en una noticia a través de un enlace publicado en red social, de manera que su relación con el medio es vía navegador web. Debemos diferenciar esta audiencia -casi accidental, poco fiel- de la que accede al medio a través de la app, en su mayoría lectores que ya conocen el medio en sus otros formatos, se identifican con su línea editorial y están más dispuestos a pagar por los contenidos.

    smartphone_handLa web móvil debe ser sencilla, cómoda de leer y navegar, y debe ofrecer siempre al usuario otra cosa que leer a continuación. En este punto, es mejor recomendar al usuario lo más popular en el sitio que contenidos relacionados con lo que acaba de leer.

    Por su parte, la app móvil también debe ser sencilla, pero aquí lo más importante ya no es retener al usuario ofreciéndole contenidos sin parar: de alguna manera, el hecho de que tenga nuestra app instalada y la utilice ya es una muestra de fidelización. En una app se trata de ofrecer nuestro criterio editorial, señalarle al usuario qué es lo más importante del momento, y servírselo aprovechando las características multimedia del dispositivo que utiliza para visitarnos.

  9. ¿Qué significa realmente “fidelizar” al usuario móvil?
  10. ¿Cómo se consigue fidelizar al usuario móvil? Algunas de las claves aportadas por los expertos:

    • Piensa en la primera visita. Puedes pensar que tu web móvil o app son fáciles de usar, pero nunca está de más ofrecer un breve tutorial con las opciones básicas de navegación al recién llegado. En una segunda visita se puede mostrar otro tutorial con opciones avanzadas.
    • Ofrece siempre algo que leer a continuación. Lo más visitado, lo más compartido, artículos relacionados…
    • Ofrece contenido pensado para el móvil, no adaptado a él.
    • Permite que el usuario personalice su experiencia con el medio.
    • Utiliza las notificaciones push, pero úsalas con prudencia. Relacionado con el punto anterior, permite que sea el usuario quien personalice sus alertas.
    • Aprovecha las prestaciones del móvil. Por ejemplo, usa la geolocalización para ofrecer contenidos y/o servicios relacionados.

  11. La “segunda pantalla”… ¿es realmente la segunda?
  12. A menudo se comenta que el móvil es la segunda pantalla cuando estamos mirando la televisión o frente al ordenador, pero no debemos olvidar que el móvil es la primera pantalla cuando estamos fuera de casa, en nuestro tiempo libre. Es más: para muchos es también la primera pantalla incluso cuando están frente al televisor, que sólo tienen puesto de fondo.

  13. Los anunciantes compran audiencias, no plataformas ni publicaciones
  14. Debemos estudiar bien el comportamiento de los usarios móviles y recopilar esta información para ofrecer anuncios bien segmentados. Si Facebook y Google ya lo hacen, ¿por qué no deberían poder hacerlo los demás?

  15. La publicidad móvil requiere mentes creativas
  16. La publicidad en el móvil no puede limitarse a desperdiciar un precioso espacio en formato banner que el usuario ya ha aprendido a ignorar en la web. La publicidad en el móvil ha de ser algo más: publicidad basada en la posición del usuario (o mejor aún, basada en la siguiente localización del usuario de acuerdo a sus rutinas), publicidad que ofrece un servicio (restaurantes o comercios cercanos)…

  17. Cómo contratar para mejorar la posición en el móvil
  18. Finalmente, los expertos reunidos por el American Press Institute señalaron la importancia para los medios de contratar “cabezas pensantes” que entiendan el negocio digital en todos sus formatos y sean capaces de anticiparse al siguiente giro. Personadas entusiasmadas por la tecnología, ávidas por experimentar con los formatos, pero que también entiendan cómo funciona una redacción tradicional. Personas, en definitiva, capaces de tomar el pasado de la mano y llevarlo al futuro.

Fuente: Unlocking mobile revenue and audience: new ideas and best practices.

Photo credit: CAFNR

Nueve claves para abrir el periodismo a la era móvil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *